Jóvenes CCOO

Jóvenes CCOO
Jóvenes CCOO

martes 13 de junio de 2017

"La precariedad no es una condición ni categoría profesional"

  • El sindicato lanza una campaña para plantar cara a la precariedad en los sectores que agrupa la federación de Servicios
  • La web www.precaritywar.es aglutina todos los materiales de la campaña y las historias de los trabajadores

Imagen de uno de los superhérores de la campaña

Imagen de uno de los superhérores de la campaña

La campaña Precarity War nace de la necesidad de visualizar la precariedad que se ha generalizado en el mercado laboral, en especial en algunos de los sectores que agrupa la Federación de Servicios de CCOO: hostelería, contact center, comercio, colectividades, sector financiero, seguros...

CCOO Servicios pretende denunciar esta situación y mostrar la total oposición del sindicato a que se sigan degradando las condiciones laborales en nuestro país. Así, la campaña busca ser un llamamiento a los trabajadores de estos sectores para que se unan en la lucha para poder derrotar a la precariedad. "Que se reconozcan a sí mismos como los superhéroes y las superheroínas que sabemos que son, que se empoderen y se unan a nuestra organización para librar batalla. Porque la precariedad no es una condición ni una categoría profesional, es un virus para el que existe vacuna".

"ESTAMOS CONTIGO, CONTIGO SOMOS"

Bajo este lema el sindicato quiere que los trabajadores se unan en la lucha con las siglas de CCOO. Hoy en día, las desigualdades de la sociedad se reflejan sobre todo en el mercado laboral y la precariedad se extiende entre las mujeres y los jóvenes, de formas distintas, pero con un elemento común: el empeoramiento de las condiciones laborales.

Actualmente, el 72% de los contratos parciales son firmados por las mujeres. Más de la mitad de estos contratos no son deseados, sino que quienes los han firmado no han podido encontrar un contrato con mayor jornada.

La temporalidad, que recae en un porcentaje también muy superior en las mujeres (80%), y la discontinuidad en la ocupación son también elementos muy característicos de sectores que están más feminizados como el de las camareras de piso o las teleoperadoras, que han sufrido las consecuencias de la precarización con mayor gravedad. En esta espiral de precariedad surgen las externalizaciones, que aunque no se sufren en todos los sectores sí están en estos sectores mas feminizados como monitoras de comedor, camareras de pisos, cajeras de supermercado, teleoperadoras, etc. Las empresas multiservicios aprovechan esta situación para intentar depreciar aún más las condiciones laborales de estos colectivos, que para algunas personas son invisibles.

Además, las altas tasas de desempleo juvenil en la actualidad hacen que los jóvenes que se incorporan al mundo laboral sufran una alta tasa de temporalidad, bajos salarios, falta de reconocimiento del nivel formativo adquirido en muchos casos y becas abusivas, que no responden a su objetivo: la formación.

La realidad que esconden muchas becas es un vínculo laboral, del cual las empresas se benefician económicamente. En esta situación de indefensión se encuentran miles de personas, que no tienen los derechos ni las garantías del resto de trabajadores.

* Puedes encontrar más información y contarnos tu experiencia en www.precaritywar.es

"La precariedad no es una condición ni categoría profesional"

martes 13 de junio de 2017